El maltrato infantil durante el divorcio

El Maltrato infantil en el divorcio
4.8/5 - (147 votos)

El Maltrato infantil en el divorcio, ¿Es frecuente?  ¿En qué consiste como regla general? Si el tema te interesa o crees que tu hij@ puede estar siendo maltratado por el otro progenitor a nivel psicológico, ¡Sígueme!

El maltrato infantil

El maltrato infantil puede definirse de forma rápida y sencilla como la agresión ejercida sobre un menor que tiende a lastimarle o herirle, tanto desde el plano físico como el psíquico. Es decir, desde un golpe hasta un menosprecio y humillación constituyen actos de maltrato infantil.

Por lo tanto, centrarnos sólo o exclusivamente en las agresiones físicas no beneficia en absoluto a nuestros menor@es. Sobre todo si tenemos en cuenta las consecuencias que los autores Patricica Mesa-Gresa y Luis Moya-Albiol coligen a tan injustos y execrables actos de violencia.

En concreto, Patricia Mesa y Luis Moya asocian al maltrato infantil las siguientes consecuencias:

  1. Trastornos de personalidad.
  2. Esquizofrenia.
  3. Consumo de drogas.
  4. Conductas autolesivas o suicidas.
  5. Somatización.
  6. Ansiedad.
  7. Disociación.

El síndrome de alienación parental como maltrato psíquico o psicológico

En el punto anterior ya hemos dejado dicho que el maltrato psicológico es otra forma de maltrato. Igual de dañino que el maltrato físico. En determinadas ocasiones, incluso peor atendidos sus perdurables efectos en la psique del menor.

En esta ocasión recurriremos a los estudios realizados al respecto en Canadá. Y es que si bien es cierto que el concepto de alienación parental o SAP surgió en Estados Unidos, con el paso del tiempo no ha hecho más que extenderse y aceptarse allí donde ha aterrizado. Sin duda alguna, el maltrato infantil en el divorcio suele surgir a través del SAP.

Controversias entorno al SAP

Las investigadorascanadienses Marie-Hélène Gagné, Sylvie Drapeau y Rosalie Hénault de la facultad de Psicología de la Universidad Laval abordan el SAP en un interesante artículo títulado «La alienación parental: balance de conocimientos y controversias«.

En dicho «paper científico» las autoras indican que el SAP tiene dos implicaciones importantes:

  1. EL SAP comporta que un progenitor consigue «programar» al hij@ común para que éste renuncie al otro progenitor por razones razones tales como un «adoctrinamiento» del menor. Si la renuncia al otro progenitor no obedece a ese adoctrinamiento, no estamos ante un SAP.
  2. La definción del SAP se corresponde con una patología infantil. Esa «medicalización» del fenómeno está lejos de ser admitida por unanimidad por la doctrina científica.

La forma de distinguir un caso de SAP de otros casos

Para distinguir posibles casos de SAP de otros casos, Warshak (2002) propuso 5 criterios, a saber:

  1. No se puede entender que concurre el SAP cuando el hij@ manifiesta hostilidad y rechazo hacia uno de los progenitores de forma temporal (no continua en el tiempo) o en el corto plazo.
  2. El SAP no concurre en un caso concreto cuando el rechazo hacia el otro progenitor es ocasional y no frecuente en el tiempo.
  3. Cuando el rechazo sobreviene sólo en determinadas ocasiones y no de forma general, no podemos hablar de SAP.
  4. Si coexiste un cierto rechazo con expresiones de cariño o afecto, no debería hablarse de SAP.
  5. Jamás debería hablarse de SAP cuando el rechazo que muestra el hij@ se dirige hacia ambos progenitores.

En el siguiente cuadro, las autoras citadas exponen gráficamente cómo se va produciendo, poco a poco, el proceso de «desenganche» o «desconexión» con el otro progenitor. Se trata de un proceso lento pero en no pocas ocasiones llega  a completarse con éxito. El hij@ se convierte así en un medio para agredir al otro progenitor.

El maltrato infantil en el divorcio

El maltrato infantil en el divorcio suele surgir bajo la forma del citado síndrome de alienación parental o SAP. Esto suele ser así ya que ante la inminente ruptura del matrimonio, una de las cuestiones ha decidir será con quién pasarán a convivir los hij@s.

Como norma, ninguno de los progenitores quiere perder la compañía y el cariño de sus hij@s y es por eso que en no pocas ocasiones, uno de los progenitores inicia una lucha por el dominio del hij@. Huelga decir que ese modo de proceder no beneficia en modo alguno a los menores. La presencia del padre y de la madre, en casos en los que no se ha constatado ningún acto de violencia hacia los menores, es vital para su correcto desarrollo intelectual y volitivo. Resulta de interés una lectura al artículo que os enlazamos y en el que se intenta mostrar que no sólo el maltrato físico existe.

Conclusiones acerca del maltrato infantil en el divorcio

El maltrato infantil en el divorcio es una realidad que deberá ser analizada por psquiquiátras y psicólogos. Sólo mediante estudios serios podemos garantizar el bienestar e interés superior del menor en los siempre traumáticos procesos de divorcio.

Por nuestra parte, los abogados especializados y sensibilizados en el derecho de familia miramos siempre por conseguir una solución acordada y beneficiosa para ambas partes. En ese proceso, claro está, prima el bienestar de los hij@s.

Como siempre decimos, sólo acuerdos consensuados y basados en el método ganar-ganar dan lugar a soluciones sólidas. En Tot Dret Abogados estamos acostumbrados a movernos en el ambiente que se genera antes, durante y después de un proceso de separación o divorcio. Contamos con años amplios conocimientos, años de experiencia y vocación de servicio.

Para más información, consulte:

L’álienation parentale: un bilan des connaissances et des controverses. Auteurs Marie-Hélène Gagné, Sylvie Drapeau y Rosalie Hénault. Canadian Psycology/ Psycologie canadienne. Tomo 46, nº 2 (Mayo 2005): 73-87. DOI: 10.1037/h0087007

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.