El diagnóstico del síndrome de alienación parental

diagnóstico síndrome alienación parental
5/5 - (83 votos)

Existe una gran controversia entorno a si el síndrome de alienación parental, también llamado mediatización de menores, existe como tal o no. En otras entradas ya te hablamos del SAP e incluso te explicamos cuáles son las 8 características del síndrome de alienación parental. Aún así hemos de seguir insistiendo en la difusión de este síndrome, ahora mediante el diagnóstico del síndrome de alienación parental. El bienestar de muchos niños y niñas está en juego y debemos hacer todo lo posible para revertir la situación actual. Si el tema te interesa, ¡Sígueme!

Qué es el síndrome de alienación parental

Antes de entrar en el diagnóstico del síndrome de alienación parental, debemos recordar en qué consiste. Cuando hablamos de síndrome de alienación parental o SAP por sus siglas, nos referimos a una forma de maltrato infantil. Esa forma de maltrato pasa por «programar» al niño para que adopte un comportamiento indiferente u hostil hacia el otro progenitor. Así es como lo definió el psiquiatra Richard Gadner en el año 1985.

En otras palabras, autores como Migchels C. y De Wachter D.[1] se refieren al síndrome de alienación parental como:

«(…) aquel fenómeno que puede surgir cuando un niño o niña se alía con uno de los progenitores y rechaza tener contacto con el otro progenitor (…)».

Se trata de una forma de maltrato psíquico hacia el menor. Mediante la inoculación de creencias e ideas, un progenitor consigue alejar al niño o niña del otro progenitor. Esa conducta, sin lugar a dudas, redunda en un claro perjuicio para su interés superior. Ese interés superior, cabe recordar, prima en toda decisión que afecte a un niño o niña. Si tu hijo o hija está rechazando tener cualquier tipo de contacto contigo, hay sospechas de SAP.

 

Controversia acerca del síndrome de alienación parental

Como ya te hemos señalado, el síndrome de alienación parental o SAP es un síndrome controvertido en España. Tanto es así que hay un sector de la psicología que niega su existencia. Así nos lo señalan T.M. Marques, I. Narciso y L.C Ferreira [2]. Hemos de ser conscientes, pues, que en el momento actual toca que como abogados especializados en derecho de familia, luchemos por el reconocimiento de este síndrome.

Tal y como señalan estos autores, el resultado de diversos estudios vendrían a demostrar su existencia. Además, se constata que el síndrome de alienación parental se encuentra  en una variedad de contextos. Es precisamente por eso que conviene replantearse o reflexionar acerca de nuevos roles, resultante de una forma sistémica de entender las relaciones familiares tras un divorcio y las posteriores disputas por la custodia.

 

Incidencia del síndrome de alienación parental

Cada vez tiene menos sentido negar la existencia del síndrome de alienación parental. Como el SAP no está plenamente aceptado entre los profesionales de la psicología, no podemos acceder a un registro. El no reconocimiento de este grave problema evita poder evaluar la progresión de esta lacra en los divorcios o separaciones. Sin duda alguna, no poder evaluar la incidencia de este síndrome perjudica enormemente a nuestros hijos e hijas.

No nos queda más remedio que volver a recurrir a los datos que nos llegan desde Estados Unidos. En ese sentido, los investigadores Johnston, Walters y Olesen reportaron una incidencia del síndrome de alienación parental en le 20% de los casos en los que el divorcio fue conflictivo. Dos años más tarde, Amy Baker [3] reportó una incidencia del 55% de los casos. Como puede verse, hablamos de datos alarmantes y que requieren de una respuesta por parte de las Autoridades de nuestro país.

                                                               Solicitar asesoramiento

Diagnóstico del síndrome de alienación parental

Ya hemos señalado que cuando hablamos de síndrome de alienación parental, hablamos de maltrato psíquico infantil. El diagnóstico requiere que el niño o niña sean evaluados por un psiquiatra o psicólogo. Sólo ellos pueden establecer que nos hallamos ante un SAP. Ahora bien y como sucede siempre, será el Juez el que entenderá al final si ese síndrome existe o no. Para ello, hemos de tener claro cual es el diagnóstico del síndrome de alienación parental y como llegar a él.

En cuanto a las reticencias para su aceptación, hemos de destacar que bastantes casos es la madre quien intenta influir o «programar» al hijo común. Admitir esa realidad en un momento como el actual, en el que todas las políticas se abordan con «perspectiva de género«, resulta difícil de asumir.

Además, resulta necesario que ese diagnóstico se realice en casos en los que no exista maltrato previo. Ni de carácter físico ni psicológico. De otra forma resultará muy difícil adivinar si las razones por las que un hijo no quiere estar con uno de los progenitores obedece a unas razones u otras.

 

Cuándo debemos estar alerta

Debemos sospechar de síndrome de alienación parental en los casos en los que se produce un brusco cambio de comportamiento en los hijos. Ese cambio deberá producirse al momento de la ruptura del matrimonio o relación sentimental entre progenitores. También puede darse en momentos previos a esa ruptura o separación. Entre otros indicadores, tenemos aquél en el que el niño no quiere estar con uno de los dos progenitores, le intenta ridiculizar o le recrimina el hecho de querer divorciarse o separarse. Un claro posicionamiento a favor de uno de los dos progenitores suele ser un claro indicador. Sobre todo a edades tempranas.

Si quieres saber más acerca del síndrome de alienación parental, te recomendamos que leas los artículos a los que te hemos enlazado al inicio de este artículo. Si el artículo te ha resultado útil, te agradeceríamos que lo compartieses. Cuanta más gente conozca del SAP y de sus implicaciones, antes conseguiremos que se reconozca como tal. Si tienes alguna duda puedes dejar un comentario al final de este artículo. También puedes dejarnos una consulta clicando en el botón que aparece más arriba o a través del botón de whatsapp que aparece en el margen inferior izquierdo o a nuestro teléfono.

 

Bibliografía

[1] Migchels C. and De Wachter D. Ouderverstotingssyndrom en de controverse rond psychiatrische diagnostiek. Utretch. Tijdschrift voor psychiatrie. 2017. Vol 59 (8). pp 482-488

[2] T.M. Marques, I. Narcios and L.C. Ferreira. Empirical research on parental alienation: A descriptive lietarutre review. Journal article Children and Youth Service Review. Novembre 2020. Volume 119.

[3] Aggresive. Creative. Goal-oriented. Joshia attorneys, [online resource].

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.