La importancia del informe médico forense del Juzgado

informe médico forense del juzgado
5/5 - (41 votos)

En otra entrada ya te expusimos en qué te puede ayudar un médico perito. En esta ocasión, hablamos de la figura del médico forense y del informe médico forense del Juzgado. ¿Sabés qué es o qué hace? Si el tema te interesa, ¡Sígueme!

¿Quién es el médico forense?

El médico forense es un funcionario que trabaja en el Servicio de Medicina Legal y Forense. Tiene dependencia orgánica de los Juzgados y para ellos, trabajan o intervienen en asuntos penales, entre otros. Como ya puedes intuir, un médico forense no tiene más o mayor formación que un médico perito experto en valoración del daño corporal. Son dos profesionales médicos, cada uno de los cuales trabaja en su ámbito con el mayor rigor y profesionalidad posible.

¿Qué es el informe médico forense?

Un informe médico forense es un documento médico, de carácter público atendido el hecho de que el médico forense es un funcionario. En ese informe, y como realiza un médico experto en valoración del daño corporal, el médico forense realiza una evaluación imparcial y objetiva de esos y consecuencias médicas, que tienen que ver con un asunto judicial. De ahí que pueda decirse que el informe médico forense es un documento de uso recurrente en procedimientos judiciales. Esos documentos, que pueden ser rebatidos por otros médicos expertos en valoración del daño corporal, aportan una evidencia científica y técnica.

¿Para qué? Con el objetivo de ayudar al Juez a comprender determinadas cuestiones o conceptos médicos antes de tomar una decisión en un asunto. En el ámbito, la habilitación para que un Juez recurra a un informe pericial, la tenemos en el artículo 336 del Código Penal. Esto suele suceder cuando, por ejemplo, se reclama una incapacidad permanente al alegar el trabajador que ya no puede desempeñar su profesión habitual o bien, ninguna otra.

¿Cómo hace el informe pericial el  médico forense?

El médico forense, antes de redactar su informe, examina y estudia el estado del paciente así como las pruebas médicas que se le han realizado. Como ves, se trata del mismo trabajo que realiza el perito médico experto en valoración del daño corporal. Desde esa perspectiva, el médico forense examina la persona y contrasta lo que observa con el resultado de determinadas pruebas o de historias clínicas. La diferencia es que el emite el informe médico forense al Juzgado, a su requerimiento.

Una vez concluido el “trabajo de campo” y el estudio de los documentos médicos requeridos, el médico forense emite su informe. En ese informe, el médico refleja sus conclusiones y realiza sus recomendaciones. Desde exponer si es posible anudar una lesión cervical a un determinado accidente de tráfico hasta delimitar el alcance de unas lesiones sufridas tras una agresión o bien realizar una evaluación psiquiátrica. Cuestiones como éstas son las que el médico forense analizará para arrojar luz al procedimiento judicial.

Solicitar asesoramiento

Me ha llamado el médico forense. ¿Qué hago?

Si te han llamado desde el Juzgado para ser visitado por el médico forense, calma. Deberemos llevar la documentación que nos requieran para que el médico disponga de toda la información posible. Y es que el médico podrá cuestionar las pruebas médicas que te han realizado, el contenido de los informes médicos que presentes y hasta tu estado de saludo. Sólo con esa actitud crítica y analítica, el médico forense puede llegar a comprender una determinada situación clínica.

Es por eso que, desde informes emitidos por el médico de cabecera, hasta informes de pruebas realizadas por especialistas médicos, todo documento es importante y debes aportarlo al momento de realizar tu visita con el médico forense. Con esa documentación y después de examinarte, el médico forense puede hacerte varias preguntas. Éstas irán encaminadas a hacerse una idea completa de tu estado de salud. Por ejemplo y ante un accidente de tráfico, es posible que te pregunte si llevabas abrochado el cinturón de seguridad, si interpusiste tus brazos entre el volante y tu cara, etcétera.

En ese informe, el médico reflejará lo que considere necesario en el apartado de la fundamentación científica, la relación con el caso enjuiciado y su opinión imparcial. Esos tres son los apartados más importantes de todo informe pericial.

Informe médico forense del Juzgado y valor probatorio

En puridad y acudiendo a lo establecido en las normas procesales de ningún orden jurisdiccional (laboral, penal, civil o contencioso administrativo), no puede decirse que el valor del informe del médico forense del Juzgado tenga mayor valor que el informe pericial de un perito médico. Ahora bien, el informe médico forense tiene dos ventajas con respecto al informe del perito médico, a saber:

  1. En el orden jurisdiccional penal, la víctima puede solicitar ser visita por el médico forense con el objetivo de que conste un informe médico incorporado al procedimiento penal. En ese caso, por ejemplo, la víctima no ha de hacer frente al coste de un informe emitido por un perito médico. Ello no quita que, si quiere reforzar sus opciones de obtener una indemnización, acuda también a un informe emitido por un perito médico. No es lo más frecuente, pero puede suceder.
  2. Si bien es cierto que tanto al médico forense como al perito médico se les presume imparcialidad en su labor, algunos juzgados tienden a dar mayor credibilidad, en casos de serias dudas, al informe del médico forense.

El contrainforme pericial

Si tenemos en contra nuestra el resultado de un informe médico-forense, ¿Qué podemos hacer? La respuesta está en el contrainforme pericial. ¿Y qué es ese contrainforme? Se trata de un informe elaborado por un perito y que contiene una revisión o crítica de otro informe (como el médico forense). Esa crítica se realiza desde un plano técnico-metodológico y tiene por objetivo, informar sobre las lagunas, deficiencias o errores de ese otro informe (el que nos perjudica).

Debes saber que sí es posible rebatir el informe de un médico forense. Ahora bien, lo que primero que has de hacer es que un perito médico lo estudie para ver si, por el motivo que sea, el médico forense incurre en errores o contradicciones. Si se detecta algún error, nuestro perito médico lo explotará en su informe y cuando sea citado a declarar, para evidenciarlo y restarle valor al informe médico-forense.

Solicitar asesoramiento

Esperamos que este artículo te haya resultado de ayuda. Si es así, te pedimos que lo compartas con aquellas personas a las que les pueda interesar. Nos vemos en una nueva entrada. Hasta en tanto, es un placer para nosotros el haberte podido ayudar.