Subsidio si padeces epilepsia

subsidio si padeces epilepsia
Valore este post

En otras entradas anteriores te hemos informado sobre la incapacidad permanente. En esta nueva entrada, te hablamos de la posibilidad de acceder a un subsidio si padeces epilepsia. Si el tema te interesa, ¡Sígueme!

Si en tu situación se reconoce algún tipo de incapacidad laboral, es posible que puedas acceder a una pensión o subsidio por padecer epilepsia. Para ello, deberá reconocerse algún tipo de incapacidad, una vez evaluada tu situación personal. En estos casos y en aras de evitar que una persona no pueda subsistir sin ingresos, se puede establecer la posibilidad de concederle un subsidio por el motivo que ocupa esta entrada.

 

Breve descripción de la epilepsia

En otra entrada, en la que te hablábamos de la invalidez por epilepsia, te detallamos en qué consiste esta patología.  Al hablar de epilepsia, lo hacemos de un trastorno del sistema nervioso central. Ese trastorno comporta que la actividad cerebral se vuelva anormal. La epilepsia comporta la generación de convulsiones o períodos de comportamiento o sensaciones inusuales. Son las llamadas crisis epilépticas. A veces, el ataque epiléptico cursa con pérdida de conciencia.

Síntomas de la epilepsia

Varían entre personas. En algunos casos, la persona que padece epilepsia mira de manera fija, por unos segundos durante una convulsión. En otros casos, la persona padece espasmos, moviendo repetidamente y de forma brusca, brazos y piernas.  Los médicos señalan que tener u período convulsivo aislado no es suficiente para poder hablar de la existencia de epilepsia. Se requieren, al menos, dos convulsiones no provocadas para poder empezar a dirigir nuestra atención hacia dicha patología.

Los síntomas más frecuentes en los casos de epilepsia son los siguientes:

  1. Movimientos espasmódicos incontrolables de brazos y piernas
  2. Episodios de ausencia
  3. Confusión temporal
  4. Pérdida de conocimiento o de conciencia

Estos son los síntomas más frecuentes. Si los padeces, sería conveniente que acudieras a tu médico de cabecera y se los expusieras. Seguramente, serás derivado al médico especialista (neurólogo) para confirmar al existencia de epilepsia.

Catalogación de la epilepsia

Debes saber que los neurólogos clasifican la patología de la epilepsia en función del grado en el que se encuentra la enfermedad. Existen 5 grados en función de la evolución de la epilepsia (desde el grado 0 hasta el grado 4).

Mientras que en el primer grado la epilepsia no presenta sintomatología pese a estar diagnosticada, en el cuarto grado nos encontramos ante un deterioro neurológico grave y general. Pueden aparecer otras patologías como hemiparesia severa o narcolepsia severa. Debes de tener que cada ataque epiléptico, daña un poco más el cerebro. De ahí que con el paso del tiempo, los problemas neurológicos deriven en otras patologías.

Solicitar asesoramiento

Reconocimiento de subsidio por epilepsia

Como ya te hemos señalado en entradas anteriores, hemos de tener en cuenta las circunstancias personales de cada personal. En ese sentido no basta sólo con acreditar la existencia de una patología como la epilepsia. Debemos comprobar si afecta al desempeño habitual, de forma normal, de nuestro trabajo o de nuestras actividades diarias.

Es por eso que si la patología se encuentra en un estadio incipiente o está bien controlada, será muy difícil acceder a un subsidio por discapacidad si padeces epilepsia. Es por eso que sí se puede sacar una invalidez por epilepsia, pero para ello debemos centrarnos no sólo en la epilepsia en sí mismo, sino también en la severidad con la que afecta a nuestra capacidad de poder desempeñar un trabajo o para desenvolvernos en nuestro día a día.

Y para valorar esa gravedad, qué mejor que estudiar en qué grado de la enfermedad nos encontramos. Para ella se debe tener en cuenta tanto la frecuencia como la intensidad de las crisis epilépticas o ataques epilépticos. Sólo así podremos alcanzar un correcto conocimiento acerca de nuestra limitación funcional.

 

¿Cómo solicito el subsidio?

Ya hemos dicho que es posible acceder al subsidio si padeces epilepsia. Ese subsidio deberás solicitarlo a la Seguridad Social por la vía de solicitar:

  1. Una incapacidad permanente parcial.  En estos casos, el trabajador puede seguir realizando las tareas básicas de su trabajo. Poe eso no puede acceder a una incapacidad permanente total. En estos casos, el trabajador ve afectado su rendimiento normal por encima del 33%.
  2. Una incapacidad permanente total para tu profesión habitual. El importe del subsidio será diferente en función del grado reconocido.
  3. Una incapacidad permanente absoluta, para todo tipo de trabajo. Se suele conceder en grados avanzados (3 y 4). En estos casos, el paciente no puede realizar ningún tipo de trabajo. El importe de la pensión o subsidio se sitúa, en este caso, en el 100% de la base reguladora del trabajador.
  4. Una gran invalidez, en aquellos casos en los que además de no poder trabajar, necesitas ayuda de terceras personas para tu día a día cotidiano. En estos casos, además del 100% de dicha base, el paciente tiene derecho a un complemento por la necesidad de contar con esa tercera persona.

Por otro lado y si no tenemos derecho a solicitar una incapacidad (por ejemplo por no cumplir el requisito del período de carencia general), tenemos otras opciones para acceder al subsidio si padeces epilepsia. Si se te reconoce una  incapacidad o minusvalía por encima del 65%. puedes acceder a un subsidio. Por debajo de ese porcentaje no podrás, pues se considera que por debajo de ese umbral, la persona no tiene una merma importante en su día a día.

 

Conclusiones acerca del subsidio si padeces epilepsia

Sí puedes acceder al subsidio si padeces epilepsia. Ahora bien, depende de varias circunstancias. Deberá valorarse cómo afecta la epilepsia en tu vida laboral y personal. Eso se analiza caso a caso. La realidad nos demuestra que dos personas no sufren o padecen una patología de la misma forma ni la misma intensidad. Desde personas que puede desarrollar su vida laboral sin muchos impedimentos hasta personas que necesitan la ayuda de terceras personas para vestirse. La gravedad de las secuelas de la epilepsia hará, en cada caso, que la solicitud de un subsidio si padeces epilepsia, sea factible (o no).

Por nuestra parte, queremos ayudarte si te encuentras en alguna de las circunstancias descritas. Analizaremos tu caso con nuestro médico-perito experto en negligencias médicas y valoración del daño. Estudiaremos la viabilidad de tu caso e iniciaremos el procedimiento necesario para que se te reconozca una pensión o subsidio. Si el artículo te parece interesante, te pedimos que lo compartas. Muchas personas se pueden beneficiar de ello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *